Los cambios en el color de tus dientes pueden ser sutiles y ocurrir gradualmente. A veces, que amarilleen un poco puede ser inevitable.

Existen distintas causas por las que los dientes se oscurecen.

La edad es uno de los factores que puede hacer oscurecer el esmalte. Si has pensado en blanquear tus dientes, quizás hayas pensado alguna vez en utilizar algún método casero.

Debes tener cuidado con el blanqueamiento en casa porque estos métodos pueden dañar tus dientes si se ejecutan de forma incorrecta o exponiéndose a sus ingredientes agresivos demasiado tiempo. Podrías desgastar demasiado tu esmalte, lo que podría ponerte en riesgo de sufrir sensibilidad y caries.

A continuación, veremos algunos de los remedios caseros para blanquear los dientes más conocidos.

Remedios caseros para blanquear los dientes

1. Bicarbonato de sodio y peróxido de hidrógeno

Este producto actúa sobre las manchas más superficiales de los dientes, pero no es efectivo en las manchas u oscurecimiento de los dientes más severo o causado por el tabaco o café.

Además, la recurrente exposición del esmalte al bicarbonato podría dañarlo.

2. Zumo de Limón

Algunas personas abogan por cepillarse o enjuagarse con zumo de limón para blanquear los dientes. Sin embargo, el zumo de limón, ácido cítrico, puede dañar los dientes causando abrasión.

Combinar el zumo de limón con bicarbonato de sodio es otra mala idea. No sólo el ácido del zumo de limón es un abrasivo sino que el bicarbonato de sodio erosionará el esmalte dental con la probabilidad de causar un daño irreversible.
Por eso es importante no cepillar los dientes inmediatamente después de haber tomado zumo de limón, naranja o piña. Simplemente enjuagar la boca y listo.

3. Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es un abrasivo y por sí solo no blanquea los dientes. Hay que tener cuidado. Debido a esta cualidad abrasiva, si usas bicarbonato de sodio con demasiada frecuencia, tienes todos los números de acabar dañando el esmalte de los dientes. La mayoría de los dentífricos comerciales eliminan las manchas con la misma eficacia que el bicarbonato de sodio y lo hacen sin sus efectos secundarios ni sus riesgos.

Conclusiones sobre el blanqueamiento dental en casa

No existe ningún producto milagroso natural que pueda blanquearte los dientes sin riesgos o peligro de provocar daños permanentes en tu dentadura. La sensibilidad dental es una de las consecuencias más habituales cuando se utilizan remedios caseros y sin supervisión profesional.

Aun así, puedes cambiar tus hábitos para conseguir que tu sonrisa se vea más blanca.

Si la decoloración de los dientes es una preocupación, no dudes en pedirnos asesoramiento en MiravéCo en Barcelona. Juntos encontraremos la mejor forma de blanquear tu sonrisa y mantenerla radiante.