Que la vuelta a la rutina no nos deprima: es un buen momento para recuperar los buenos hábitos y repasar los consejos de higiene con nuestros hijos para mantener sus dientes sanos. 

Según la Academia Americana de Odontología Pediátrica, uno de los indicadores estadísticos de referencia en el primer mundo, más del 50 por ciento de los niños sufrirán caries antes de los 5 años. ¿Imaginas la de clases que se pierden por afecciones relacionadas con los dientes? Puedes ayudar a tu hijo a mantenerse sano siguiendo estos consejos de higiene bucodental y empezar bien el curso escolar.

Volver a la rutina de la vuelta al cole 

Establecer una rutina diaria de higiene bucal es importante, especialmente para los más pequeños. Asegurarse de que los niños se cepillan los dientes cada mañana y justo antes de acostarse es fundamental. 

Es mejor mantener una rutina durante todo el año porque si tu hijo se cepilla los dientes y utiliza el hilo dental a la misma hora cada día, aprenderá que debe formar parte de su rutina, igual que vestirse por la mañana o ponerse el pijama por la noche.

Formas de hacer que el cepillado sea más divertido para tu hijo

Es importante hacer atractivo y atrayente el momento del cepillado. A todos nos gusta poder elegir y a todos nos gustan las cosas bonitas; a los niños también. Puedes llevar a tu hijo a la tienda para que escoja su propio cepillo de dientes, pasta dentífrica y otros artículos de higiene personal. Elegir el cepillo de su color favorito, con el dibujo de un personaje especial o uno que se ilumine o reproduzca música durante el cepillado (la oferta es impresionante) ayudará a hacer especial este momento diario. Sea cual sea el cepillo, asegúrate de que tu hijo se cepille durante dos minutos seguidos.

Recuerda que los niños deben utilizar una cantidad de pasta de dientes del tamaño de un guisante si tienen 3 años o más, o sólo un poquito de pasta de dientes si son menores de 3 años. 

También puedes darle pegatinas u otra pequeña recompensa cada vez que se cepille correctamente los dientes para que reciba un refuerzo positivo de tu parte y sea fácil afianzar el hábito de higiene diario.

Participación de los padres en la rutina dental del niño

Los padres desempeñan un papel importante a la hora de ayudar a un niño a establecer buenos hábitos de higiene bucal. Los pequeños aprenden más de lo que ven de lo que decimos, por eso es importante hacer del momento del cepillado un momento de actividad en familia en el que los miembros mayores de esta muestren a los miembros más pequeños como se realiza.

Nuestra doctora experta en odontopediatría, la Dra. Cristina Domínguez, puede indicarte como realizar un cepillado óptimo para que se lo enseñes a tu pequeño.

Prepara almuerzos para el colegio que no dañen los dientes

Cuando tienes prisa, es fácil caer en la práctica solución de la comida preparada o industrializada que, aunque muy práctica para un momento puntual, resulta tener demasiados azúcares y aditivos si su consumo es frecuente.

Por eso es interesante, en lugar de optar siempre por la alternativa procesada y rápida, considerar la posibilidad de preparar un almuerzo rico en proteínas, fibras y lácteos, que incluya nutrientes frescos.

¿Es el azúcar realmente tan malo para los dientes de los niños?

El azúcar es muy perjudicial para los dientes, especialmente en los niños. Los dientes de leche tienen una capa de esmalte más fina que los dientes permanentes, lo que los hace muy susceptibles a las caries. Cuando las bacterias de la boca entran en contacto con los azúcares de la comida y la bebida, crean un ácido que destruye el esmalte. Las bacterias sólo tardan unos 20 segundos en convertirlo en ácido y ese ácido está activo durante unos 20 o 30 minutos. 

Asegúrate de controlar la cantidad de azúcar que tu hijo consume a lo largo del día. Si tu hijo necesita un tentempié entre comidas, elije frutas frescas, verduras, frutos secos u otros alimentos salados como un bocadillo en lugar de dulces.

El zumo es un gran culpable de las caries en los niños. Aunque el zumo tiene algunas vitaminas y antioxidantes, tiene una cantidad muy elevada de azúcar. Los niños sólo deben tomar un vaso de zumo natural al día como parte de una comida o merienda. 

Programa con antelación las citas con el dentista de tu hijo

El inicio del curso escolar es un buen momento para planificar la visita al dentista de tu hijo. Te aconsejamos dos visitas de control al año y una forma de no olvidarse de ellas ni procrastinarlas es agendarlas con tiempo y al final de las vacaciones, de verano y de Navidad. Planificar con antelación las visitas te permite elegir la fecha y la hora que más os convenga con mayor facilidad. 

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
¿En que podemos ayudarte?
Te responderemos lo antes posible.