Skip to main content

Los ronquidos pueden parecer un problema bastante mundano, pero pueden afectarte profundamente (no sólo a ti, también a tu pareja) y disminuir en gran medida tu calidad de vida en general. Los ronquidos pueden ser un signo de otros problemas, y también pueden tener un efecto mucho mayor del que imaginas en tu calidad de sueño.

Este tema debería tomarse más en serio que un simple ruido no deseado por la noche. Una visita al médico de cabecera podría ser una primera opción sensata para el diagnóstico, pero también es una buena idea comentarlo en tu próxima visita al dentista.

Por qué los ronquidos pueden ser un signo de un problema mayor

Los ronquidos pueden ser un signo de apnea obstructiva del sueño, en la que los tejidos del cuello se «colapsan» durante el sueño, lo que automáticamente hace que la persona se despierte de un sobresalto.

La persona que padece apnea del sueño no se da cuenta de nada más que, cuando se despierta, es con una sensación de falta de energía y algo de cansancio.

Los síntomas incluyen ronquidos, cansancio excesivo y otras características que acompañan a la fatiga prolongada como la irritabilidad, la ansiedad o la depresión y los olvidos, entre otros.

Dispositivos dentales para los ronquidos

Acudir al médico de cabecera sería el primer paso para diagnosticar la apnea del sueño, pero el tratamiento podría ser proporcionado por el dentista; una férula de posicionamiento anterior o férula de avance mandibular.  

Se trata de un protector bucal hecho a medida que se ajusta cómodamente a los dientes, pero que mantiene la mandíbula y la lengua hacia delante, impidiendo el colapso temporal del tejido que provoca el despertar repentino.

Diferencia entre los dispositivos dentales y los de venta al público para los ronquidos

Hay que tener en cuenta que, aunque estos dispositivos se pueden comprar por Internet, pero,  si no están hechos a medida, no se ajustarán correctamente, por lo que serán ineficaces o incluso puede interferir en la articulación provocando un mal mayor. 

Poner foco y buscar soluciones

Los ronquidos pueden ser un síntoma de algo más grave (pero fácilmente tratable), como la apnea del sueño, o pueden ser simplemente una molestia en sí mismos.

Aunque no es necesario ir corriendo a ver a su médico de cabecera o a su dentista, es algo que hay que comprobar y tratar para prevenir complicaciones y mejorar la calidad del sueño.

No dudes en mencionar los ronquidos en tu próxima revisión periódica para que el dentista pueda comprobar si hay algún signo que pueda estar perjudicando tu salud bucodental y proponerte las medidas oportunas.

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
¿En que podemos ayudarte?
Te responderemos lo antes posible.