Solemos pensar en la opción de la ortodoncia cuando nuestros hijos llegan a la adolescencia, no antes. Pero en realidad es importante consultar a un médico ortodoncista en la infancia, antes de que los dientes hayan terminado de crecer. De esta manera, será más fácil interceptar las malas posiciones de los dientes o incluso de los maxilares sin que ocasione mayores problemas.

Tratamiento de ortodoncia para niños

¿A qué edad se puede empezar la ortodoncia?

La dentición de los niños sigue diferentes etapas según la edad. Los primeros dientes de los niños se llaman dientes de leche, que luego son sustituidos por los llamados dientes «permanentes».
Aunque hay variaciones y cada persona sigue sus propios ritmos de desarrollo, los primeros dientes de leche suelen aparecer alrededor de los 6 meses de edad, seguidos por el crecimiento de otros dientes de leche hasta la edad de 2 o 3 años, cuando se pueden contar un total de 20 dientes primarios. Luego, alrededor de los 6 ó 7 años, los dientes de leche comenzarán a caerse y los dientes permanentes los sustituirán a medida que vayan saliendo. Alrededor de los 12 años, un adolescente tendrá 32 dientes adultos.

Como sucede en otras especialidades, es aconsejable llevar al niño al dentista mucho antes de detectar cualquier anomalía, para llevar un control de que todo va bien. Muchos padres tienen la impresión errónea de que sólo se debe consultar al ortodoncista cuando los dientes permanentes parecen estar fuera de lugar, superpuestos o demasiado grandes. Sin embargo, es aconsejable realizar una primera consulta a partir de los 7 u 8 años.

Hay que tener en cuenta que, en el caso de los niños con problemas más graves, como la malposición dental, el tratamiento de ortodoncia puede llevarse a cabo a partir de los 4 ó 5 años de edad y evitar así consecuencias derivadas de esta malposición.

¿Qué tipos de tratamiento existen para los niños?

Existen dos tipos de tratamiento para los niños: el tratamiento de ortodoncia funcional y el tratamiento interceptivo. Ambos deben realizarse lo antes posible porque su eficacia depende de la maleabilidad de los dientes y los maxilares del niño. En efecto, mientras no se termine el crecimiento de los huesos, los dientes y las mandíbulas son más fáciles de enderezar.

La ortodoncia funcional es una técnica terapéutica que utiliza varias disciplinas, como la osteopatía y la logopedia, para tratar los problemas de masticación, deglución y respiración causados por una desalineación dental o mandibular o por malos hábitos orales, como chuparse el dedo o una posición incorrecta de la lengua.

La ortodoncia interceptiva para niños tiene como objetivo corregir rápidamente una anomalía dental o mandibular para que no se agrave durante la adolescencia. La Dra. Solozábal puede irformarte sobre las diferentes técnicas.

En cualquier caso, en la clínica MiravéCo la Dra. María Solozábal es nuestra especialista en ortodoncia y te aconsejará sobre el mejor tratamiento para tu hijo, si es que valora que lo necesita, para recuperar una boca sana y funcional con eficiencia, el máximo confort y resultados duraderos.