Todos sabemos que es importante usar crema solar para proteger la piel de los efectos nocivos del sol, pero ¿has pensado en la importancia de proteger los labios?

Como los labios no sudan y tienen glándulas sebáceas que segregan grasa protectora, es imprescindible hidratarlos regularmente para mantenerlos húmedos y sanos. Las glándulas sebáceas son las encargadas de producir el sebo que protege la piel y la mantiene hidratada.

Se encuentran en todas las zonas del cuerpo, excepto en las palmas de las manos, las plantas de los pies y los labios. La falta de estas glándulas hace que los labios sean más vulnerables a las agresiones externas (viento, frío, sol, etc.) y se resequen más rápidamente que otras zonas del cuerpo. Por esta razón, esta parte del cuerpo es más sensible a los dañinos rayos UV. Por eso, al igual que la piel del rostro, tus labios también necesitan un protector solar para reducir los efectos nocivos de los rayos UV.

No te olvides de ponerte FPS en los labios y aplicarlo de nuevo cada dos horas

Aunque nuestros labios están constantemente expuestos al sol, a menudo los pasamos por alto a la hora de aplicar el protector solar. Una exposición excesiva al sol no sólo puede aumentar el riesgo de quemaduras solares, sino que los labios también corren el riesgo de desarrollar manchas escamosas precancerosas que no cicatrizan, denominadas queratosis actínica o queilitis actínica. Si no se tratan, estas afecciones pueden derivar en cánceres de piel de células escamosas.

La mejor manera de proteger los labios es aplicar un bálsamo labial con FPS 15 o superior. También mantendrás tus labios suaves y lisos. Vuelva a aplicar el FPS con frecuencia, ya que puede borrarse muy fácilmente al comer, beber, lamer y hablar. Puedes volver a aplicarlo cada dos horas.

Los dermatólogos sugieren elegir protectores solares labiales que contengan dos tipos de ingredientes hidratantes: humectantes (ácido hialurónico, glicerina, aloe vera) y emolientes (vaselina, aceite de coco, manteca de karité). Mientras que los humectantes ayudan a atraer la humedad a las capas superiores de los labios, los emolientes ayudan a mantener la humedad en su sitio.

Más consejos para mantener los labios carnosos y protegidos este verano

Exfolia tus labios una o dos veces por semana con un exfoliante para eliminar la piel muerta. A continuación, aplica tu bálsamo labial nutritivo. Así mantendrás tus labios voluminosos, suaves y rosados.

No muerdas tus labios ni intentes arrancar las pequeñas pieles que salen por resecamiento.

Aplica siempre una crema hidratante y un protector solar antes de pintarte los labios para garantizar la hidratación y hacer que tu barra de labios dure más tiempo. Nutre tus labios después de desmaquillarlos, porque la barra de labios tiende a resecarlos.
Tu dentista o higienista puede responder a cualquier pregunta que tengas sobre el bálsamo labial y su uso, así que asegúrate de preguntar en tu próxima cita. Recuerda: al igual que tu piel necesita protección solar, ¡también tus labios necesitan protección!

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
¿En que podemos ayudarte?
Te responderemos lo antes posible.