Rechinar los dientes es un problema común en adultos, pero también puede afectar a los más pequeños de la casa. Investigaciones recientes verifican que hoy en día dos de cada diez niños han adquirido este mal hábito. Pero, ¿qué significa rechinar los dientes por la noche?

El rechinar de dientes, conocido también por bruxismo, es el acto involuntario de apretar o friccionar los dientes entre sí que suele darse durante el sueño, principalmente en los niños entre los 6-8 años, aunque en algunos casos hasta los 13-14 años.
Hay 2 tipos de bruxismo:

  • Bruxismo céntrico, o apretar los dientes.
  • Bruxismo excéntrico, o rechinar los dientes.

Todos los padres quieren lo mejor para sus hijos, atiende sus necesidades y están atentos para cubrir los cuidados que los peques necesitan de ellos. Nos gustaría tener solución para todo, pero frente a la detección del bruxismo nocturno o diurno, muchos progenitores se sienten impotentes o desorientados. 

¿Qué hacer cuando tu hijo sigue rechinando los dientes mientras duerme o a lo largo del día? 

Para entender qué es el bruxismo y cómo atenderlo, primero hay que conocer las causas fundamentales que lo causan. 

Causas del rechinar de dientes durante el sueño

El rechinar de dientes en los niños normalmente tiene origen en estas cuatro causas:

  • Una alineación incorrecta de los dientes, cuando la parte superior y los dientes no están bien alineados (cambio en la dentición).
  • La dentición o dolor de oídos: tu hijo podría estar tratando de reducir su dolor de oído o de dentición mediante el rechinamiento.
  • Una nutrición inadecuada: principalmente apunta a la deficiencia de calcio.
  • Un tratamiento médico: a veces, un tratamiento puede provocar irritación o frustración en el niño que no quiere seguirlo y ocasionar bruxismo como vía de escape al estrés.
  • Principalmente el estrés.

La mayoría de las veces, los niños, como los adultos que sufren de bruxismo, no son conscientes de que lo están haciendo, suelen ser sus hermanos o sus padres quienes lo notan. Es muy importante no pasar por alto esta detección y abordar la situación cuanto antes para detectar su origen y frenar la posibles consecuencias. 

Y es que en algunos casos, el rechinar de dientes puede provocar degradación del esmalte causando problemas como dolor severo, sensibilidad a la temperatura y la enfermedad de la ATM (trastornos de articulación temporomandibular).

En caso de que exista un desgaste que ocasione sensibilidad, se recomienda realizar obturaciones de bordes incisales o cúspides.

¿Cómo se puede dejar de rechinar los dientes?

Ante la detección de bruxismo diurno o nocturno, lo primero es visitar el especialista. Una visita al dentista orientará los pasos a seguir. Para sumar a este primer paso, aquí apuntamos algunos consejos que, adaptados a la edad de cada niño, pueden ayudar a minimizarlo: 

  • Evitar alimentos como el chocolate y los refrescos que contienen cafeína, ya que favorecen los picos de estrés.
  • Realizar deporte: el ejercicio ayuda a reducir el nerviosismo en los niños y gracias a la producción de endorfinas, les ayuda areducir la sensación de estrés y a sentirse bien.
  • Utilizar un protector bucal nocturno (férulas de descarga principalmente blandas): nuestros dentistas pueden realizar un protector bucal personalizado para proteger los dientes de tu hijo durante el bruxismo nocturno, aunque hay estudios que no lo recomiendan para que no interfieran en el desarrollo del maxilar.
  • No masticar nada que no sea comida. La masticación excesiva puede conducir a un hábito o convertirse en un tic y también provocar el rechinamiento de los dientes.
  • Evitar masticar chicle.
  • Enseñar a realizar ejercicios de apertura y cierre suavemente.

Como norma general, el bruxismo infantil suele desaparecer en la mayoría de los casos después de los 8 años.

Esperamos que esta información te sea de utilidad y te aconsejamos que, ante cualquier indicio de bruxismo en tus hijos, nos pidas cita para ponerle solución cuanto antes.