Ortodoncia Invisible

Los avances en ortodoncia no solo están orientados a los aspectos más funcionales. Los resultados en el campo de la estética influyen de manera importante en la calidad de vida, el equilibrio emocional y la autoestima.

La ortodoncia puede ser fija o removible. La ortodoncia fija está orientada a adolescentes y adultos, una vez la dentición es definitiva, mientras que la removible (de quita y pon) es la opción más adecuada para niños.

En la ortodoncia fija el tratamiento más conocido es el de los brackets externos. Normalmente están hechos de metal y adheridos a la cara externa de los dientes, lo que hace que sean visibles (al abrir la boca) y notorios (en ocasiones, incluso con la boca cerrada, los labios pueden abultarse ligeramente).

Cuando se quiere o se necesita cuidar la estética hay otras soluciones, como los brackets transparentes: se siguen colocando por la parte exterior de los dientes aunque se sustituye el metal por materiales como la cerámica y el color es más parecido al del esmalte dental, pero se siguen viendo.

Un paso más allá en las opciones estéticas es la ortodoncia lingual: siguen siendo brackets fijos, pero enganchados en la cara interna de los dientes. Igual de efectivos que los brackets convencionales, pero totalmente (o casi) invisibles. Es una opción muy recomendada para los deportistas por el menor riesgo de lesión. También para personas cuyo trabajo supone estar expuestas al público y para quienes es importante que la ortodoncia sea discreta.

 

Otra opción de ortodoncia invisible son los alineadores transparentes (sistema Invisalign®). Este tipo de ortodoncia es removible. Los alineadores se pueden extraer, se sustituyen cada cierto tiempo y van corrigiendo gradualmente la posición de los dientes según una planificación inicial de la ortodoncista. Los alineadores se retiran durante las comidas, de manera que ni se ensucian ni se rompen.

Invisalign_Newmarket

By Davisdentalcare (Own work) [CC BY-SA 4.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0)], via Wikimedia Commons

En el sistema Invisalign®, al ser removible, es muy importante la colaboración del paciente. El éxito del tratamiento dependerá en buena parte del uso correcto de los alineadores.